Pregúntate: ¿eso que quieres y tú sois compatibles?

compatibilidad

¿Estás preparado/a para tener todo lo que quieres?
Piénsalo: muchas veces queremos aquello para lo que no estamos listos.

Soy de la opinión de que casi todos podemos conseguir valer para casi todo y, por eso, animo siempre a trabajar (perseverante e inteligentemente) por lo que cada uno quiere hacer con su vida.

Pero, dicho esto, es muy posible que no tengas lo que quieres sencillamente porque no estás preparado/a para ello. Y hablo de cualquier ámbito: amor, salud, dinero, crecimiento espiritual, amigos… La suerte es un factor decisivo también, desde luego, pero es fundamental que seamos conscientes de que muchas, muchas veces nos quejamos de nuestra “falta de algo” de manera ingenua y superficial.

Si profundizas, ¿realmente mereces eso ahora mismo? ¿Realmente cabe en tu vida? ¿Tendría sentido? ¿Eso y tú sois perfectamente compatibles? No te escondas.

¿De qué sirve mirar afuera y quejarnos de lo de afuera si adentro no tenemos solucionados nuestros asuntos?

Obviamente, el sistema que hay montado afuera es injusto, voraz, despiadado e intransigente, pero lo de afuera depende muchísimo menos de ti que lo de adentro. Depende también, sí, pero muchísimo menos. ¿Y en qué medida depende de ti lo de afuera? Precisamente en la medida en que tú tengas arreglados tus asuntos adentro.

Salud, estilo de vida, crecimiento personal, espiritualidad… recomiendo que estas sean para ti asignaturas permanentes de evaluación continua. De lo contrario, solo serás un barco a la deriva que depende siempre de por dónde sopla el viento y de cómo está la marea.

Somos nuestros propios maestros y alumnos; si nos damos cuenta de ello, podremos serlo conscientemente y empezar a recoger frutos beneficiosos desde el primer momento.

No se trata de conseguir más o mejores logros en primer lugar, sino de ser, primero, un recipiente cada vez mayor y el tipo de recipiente que necesitamos ser para poder acoger y sostener los logros y el estilo de vida que deseamos alcanzar. De esta manera, todo llega a su debido momento.

Deja de desear y ve.

Pídeme información sobre mis programas y sesiones individuales aquí.