Cuando nos disponemos a dejar un mal hábito o a realizar un cambio, lo más importante es que suponga un ascenso de nivel en nuestra vida y no un descenso. Puede parecer obvio, pero no siempre lo es.

cambio de habitos

Pongamos por caso (es un ejemplo) que nos hemos propuesto dejar de fumar. Pues bien, en principio sí es un avance en nuestra vida, puesto que no seremos dependientes de una sustancia, reduciremos el riesgo de enfermedades, ahorraremos, oleremos mejor, etcétera.

Pero a cambio de eso es posible que nos estemos planteando un futuro en el que somos una persona más triste, más apagada, sin nuestro, en el fondo, querido hábito de fumar al despertarnos, al salir a la calle, antes de entrar al trabajo, en los descansos, después de comer, con el café, etc. ¿Ves a lo que me refiero? Estamos SACRIFICANDO algo. Sin contar con la dificultad química y psicológica de dejar una sustancia adictiva. Podemos llegar a sentirnos miserables.

La clave es la disposición mental. En vez de sacrificar algo o dejar algo, hagámoslo FORMAR PARTE de u proyecto mayor, ilusionante, prometedor, un nosotros mejorado, una versión más conectada a nuestro yo superior, más coherente con nuestros ideales y nuestras intenciones para esta existencia.

De este modo, no dejamos el tabaco solo para evitar esas cosas negativas evidentes, sino para ser superiores a nuestro yo de ahora, para llegar a ser quienes queremos ser, menos encadenados, más conscientes, más capaces de deshacernos de hábitos nocivos, sea el tabaco, el alcohol, un trabajo que no nos gusta o cualquier otro aspecto de la vida con el que no estamos contentos.

Si no lo incluimos, de forma más o menos intencionada, en un plan mayor, nos sentiremos peores, los mismos pero reducidos, y muy posiblemente terminemos abandonando la idea y regresando al viejo patrón.

Y no olvides planificarlo de una forma consistente y realista y que traiga algún resultado positivo inmediato en tu autoestima y en la imagen que tienes de ti, para que sirva como combustible y motivación en el primer tramo de tu nuevo plan.

Pídeme información sobre mis programas y sesiones individuales aquí.